LUZ DE LOS SENTIDOS
_MG_4283-CR3_edited.jpg

Somos torbellinos de materia celeste inconclusa... 

Cosmos sensibles, tejidos de sentidos a la voluntad de la luz...y a la vocación de la vida.

 

Inhalamos esencias de sol, lluvia, miel, jazmines, recogiendo recuerdos del sentir de un pasado omnipresente... que nos modela. Mientras un hechizo dulce de infancia nos hace agua la boca.

La palabra, el silencio, el sonido impío de la calle y el consagrado... penetran involuntarios en el vacío íntimo creando paisajes internos. 

Piel, tú que cobijas las entrañas del tiempo, que vistes de calor y desnudas de frío... disciernes entre lo suave y lo áspero. Tocamos y somos tocados..

Piel delineada con pasión, dolor, éxtasis y ternura, defines el borde de nuestras galaxias...

Somos un cuerpo perceptual, permeable, que interpreta partículas de realidad... y danza incandescente pero sutil y sensible en el transcurrir del tiempo... dejando impregnados días cargados de sentires.

El vacío infinito nos compone con universos paralelos que se funden y transforman... buscando una certeza quimérica... Sempiternos y frágiles al devenir, deambulamos en las alas de la consciencia tratando de abarcar lo inabarcable... nosotros mismos.

La mirada nos anuncia en presencia de la luz... y la Luz... La Luz define en su ausencia... lo incierto de la oscuridad...